Unidad Vecinal Egabrense pedirá al pleno que se investiguen las inmatriculaciones de la Iglesia Católica en Cabra

Según ha dado a conocer la formación independiente a través de las redes sociales, la moción pedirá, entre otras, la solicitud a la Junta de Andalucía que informe sobre las inversiones y subvenciones realizadas con fondos públicos en inmuebles inmatriculados por la Iglesia Católica en la localidad

Unidad Vecinal Egabrense pedirá al pleno que se investiguen las inmatriculaciones de la Iglesia Católica en Cabra

Unidad Vecinal Egabrense pedirá al pleno que se investiguen las inmatriculaciones de la Iglesia Católica en Cabra

  • 18/07/2019 17:13

El Grupo Municipal de Unidad Vecinal Egabrense (UVE) ha dado a conocer a través de las redes sociales la moción que llevarán al próximo pleno en el Ayuntamiento de Cabra donde solicitarán que el Ayuntamiento de la localidad recabe del Registro de la Propiedad la relación de inmatriculaciones realizadas por la Iglesia Católica, al amparo de la Ley Hipotecaria de 1946 y el artículo 304 del Reglamento Hipotecario, desde la entrada en vigor del Real Decreto 1867/1998, que modificaba el artículo 5.4 del Reglamento Hipotecario.

Igualmente, la moción, en caso de salir aprobada, obligará al Consistorio a instar al Gobierno de España para que dé cumplimiento a la Proposición No de Ley aprobada en el Congreso de los Diputados en abril de 2017 para que aportara en seis meses el listado de bienes inmatriculados desde 1998 a 2015.

Otra de las peticiones objeto de la moción es que el Ayuntamiento pedirá a la Junta de Andalucía información sobre las inversiones y subvenciones realizadas con fondos públicos para el mantenimiento, restauración o mejora de los inmuebles inmatriculados por la Iglesia Católica, especificando, en su caso, el porcentaje de la dotación pública.

En su exposición de motivos, los independientes egabrenses U.V.E. indican que “la jerarquía católica ha utilizado dos normas franquistas que no fueron modificadas con la entrada en vigor de la Constitución de 1978 para proceder a la inmatriculación de bienes en los diferentes Registros de la Propiedad como el artículo 206 de la Ley Hipotecaria de 1946 o el artículo 304 del Reglamento Hipotecario que equiparaba a los diocesanos con los notarios”.

Continua Unidad Vecinal Egabrense indicando que “el Gobierno del Partido Popular, mediante el Real Decreto 1867/1998, introdujo una reforma del artículo 5.4 del Reglamento Hipotecario suprimiendo la prohibición de inscribir en el Registro de la Propiedad las iglesias destinadas al culto y permitía que la Iglesia Católica pudiera proceder a la inscripción registral de una ingente cantidad de bienes inmuebles de alto valor cultural, patrimonial y económico (ermitas, basílicas, iglesias, catedrales, abadías, etc..), que hasta entonces tenían el carácter de bienes de dominio público, es decir de la ciudadanía. Sin embargo, esta reforma no tocó los dos artículos “preconstitucionales” que equiparan a la Iglesia Católica con una Administración y atribuían a Diocesanos católicos la funcionalidad de fedatarios públicos”.

Finalizan indicando que "son muchas las administraciones públicas en todo el territorio español que han llevado a cabo peticiones al Ministerio de Justicia o directamente a los Registros de la Propiedad, con el propósito de que aportasen información sobre los bienes inmatriculados, lo que ha permitido tanto tener información fehaciente del volumen y bienes concretos afectados por este procedimiento, como posibilitar actuaciones para la anulación de esas inmatriculaciones"

PETICIÓN DE CREACIÓN DE UN CONSEJO LOCAL DE LA JUVENTUD

Igualmente, el grupo municipal ha registrado en el Ayuntamiento otra moción donde pedirá al Consistorio la implantación de un Consejo Local de la Juventud con el objetivo de “permitir la participación de las/los jóvenes de Cabra en los asuntos de índole municipal que les afecten, comenzando por la redacción y aprobación por parte del Pleno Municipal de su correspondiente Reglamento de Funcionamiento”

Defienden desde la formación liderada por Manuel Carnerero que desde el Consistorio “se debe promover el asociacionismo juvenil […] ya que la juventud supone un momento de especial importancia para la consolidación de habilidades, desarrollo de valores y consecución de posibilidades materiales  fundamentales para la emancipación plena como ciudadanos y ciudadanas”

Etiquetas: